> Régimen arrebata a hijo de lideresa en Usulután - Heraldo Latino
30 de noviembre de 2022

Régimen arrebata a hijo de lideresa en Usulután

Carlos Martínez Menjívar estaba a un mes de iniciar su entrenamiento militar. Esperaba entrar a las filas de las Fuerzas Armadas, pero el sábado 1 de octubre una patrulla policial llegó a su hogar en Usulután y lo capturó sin dar mayor explicación.

Carlos trabajaba en la cooperativa de la zona y era trabajador de una hacienda. No tenía antecedentes penales y era conocido en su cantón gracias a que su madre es una de las lideresas de la zona y militante del FMLN. Pero ni esos arraigos ni los documentos que constatan que al 28 de septiembre él «no registra antecedentes policiales vigentes ni procesos pendientes» y que «no posee antecedentes penales» valieron en lo más mínimo para evitar su captura.

Los agentes, según explica la hermana de Carlos, entraron a la fuerza y sin autorización a su casa, ubicada en San Marcos Lempa, Usulután. «Entraron de un solo, dijeron que iban a revisar. Y pusieron a mi hermano a un lado», cuenta.

Los policías lo comenzaron a interrogar y a exigir que les diera información. Pero Carlos no entendía qué pasaba o qué información tenía que les pudiera servir a unos agentes. «Ellos le decían que si les colaboraba, lo iban a ayudar. Pero qué información les iba a dar él, sino tenía ninguna», dice su hermana.

A Carlos no lo llegaron a buscar con orden de captura o porque alguien lo había delatado sin pruebas de ser pandillero, como ha sucedido de manera recurrente en el régimen de excepción. «Ni siquiera le sabían el nombre y no le traían un alias, así como llegan a otras casas. Hasta que le dimos el DUI fue que dijeron ‘ah, andamos buscando un Carlos’. Les entregamos los papeles de que él quería ingresar a la Fuerza Armada pero no quisieron ni buscarlo en el sistema», añade su hermana.

Carlos pasó de ser uno de los posibles reclutas que el presidente Bukele desea para llegar a los 40,000 elementos de las Fuerzas Armadas a ser, a los ojos del Gobierno, un pandillero recluido en las bartolinas del departamento de Usulután.

Hasta el 26 de septiembre, el régimen de excepción registraba 53,485 capturados durante seis meses de vigencia. En ese tiempo, además, miles de personas han denunciado capturas arbitrarias y hay reportes de al menos 73 muertes en penales durante la medida.

Fuente: La Prensa Gráfica
Autor: Jaime Quintanilla

About Post Author