24 de enero de 2022

LOS BONOS SALVADOREÑOS TUVIERON OTRO DESPLOME, TRAS INFORME DEL FMI SOBRE QUE LA DEUDA PÚBLICA DE EL SALVADOR ALCANZARÁ ESTE AÑO EL 85 % DEL PIB.

La incertidumbre sobre el financiamiento público está haciendo efecto en los indicadores del país que miden la confianza. Cuatro días después de la más reciente caída fuerte de los bonos de El Salvador en el mercado internacional, este martes siguieron en picada.

Por ejemplo, el bono que se vence en 2025 cayó el día de ayer a un valor de $68, lo que implica que si un inversionista pagó $100 por cada bono, el desplome le ha causado una pérdida de $32. De igual forma, el bono pagadero a 2027 cayó $67.08, dejando una pérdida de $32.92. Asimismo, bonos como el que vence en 2032 cayó a $67.99 y el que se vence en 2029 llegó a costar $68.6, al igual que pagadero a 2041 que bajó a un valor de $68.

Este nuevo desplome, ocurre un día después que el Fondo Monaterio Internacional (FMI) divulgara un resumen de la revisión anual que hizo de las finanzas salvadoreñas en la que señaló, entre otros puntos, que la deuda pública del país alcanzará el 85 % del PIB (Producto Interno Bruto) este año y que si no se hacen ajustes puede sobrepasar el 95 % en 2026.

Aunque medios especializados, como Bloomberg, destacan que «La deuda del país centroamericano estuvo entre las de peor desempeño del mundo este lunes, tras el anuncio del presidente Nayib Bukele, el sábado 22 de noviembre, de que emitirá bonos en Bitcoin por $1,000 millones para financiar la “Bitcoin City”.

A estas dos recientes caídas en el precio de bonos se le suma a las que han experimentado los títulos salvadoreños desde mayo de este año y desde entonces no ha recuperado los valores que tenían.

Hay que recordar que el riesgo del país se encuentra en los niveles más altos de los últimos 10 años. En el último reporte del viernes 19 de noviembre, este llegaba a niveles de 11.35, un día antes había estado a 11.27. El 19 de noviembre de 2019 era de 4.48, y hace un año era de 8.62. El riesgo invertir en deuda salvadoreña es cada día mayor.

Economistas como Carlos Acevedo, ex presidente del Banco Central de Reserva (BCR) y Ricardo Castaneda del Institutio Centroamericano de Estudios Fiscales (Icefi) han señalado que toda esta coyuntura política lo único que genera ante los inversionistas extranjeros es desconfianza en el país.