28 de octubre de 2021

GOBIERNO DE BUKELE PIDE A LA ASAMBLEA REDUCIR EL FODES PARA ALCALDÍAS, DEL 10% AL 1.5%.

El gobierno de Bukele envió a la Asamblea Legislativa la propuesta de una nueva Ley de Creación del Fondo para el Desarrollo Económico y Social de los Municipios (Fodes), la cual reduce los ingresos municipales del Presupuesto General del Estado del 10% a sólo el 1.5%.

Lo que indica que la asignación del FODES para las alcaldías este 2022 será de menos de $90 millones, a diferencia del corriente año que tiene presupuestado $552.9 millones, recursos que el gobierno no ha pagado en tiempo y forma a las municipalidades, generando esto una grave crisis económica, que ha afectado directamente a miles de empleos, obras públicas y programas sociales en los municipios.

De igual forma, el gobierno ha solicitado una ley de creación de la Dirección de Obras Municipales (DOM), la cual además de disolver a el Fondo de Inversión Social para el Desarrollo de El Salvador (FISDL), desempeñará sus atribuciones.

También, el gobierno solicitó a la Asamblea una Ley de Disolución y Liquidación del Instituto Salvadoreño de Desarrollo Municipal (ISDEM), a fin de transferir al Estado todos los activos y pasivos de este instituto. Sumando hasta ahora, un total de 4 iniciativas de ley de carácter municipal, las cuales a grandes rasgos están encaminadas a centralizar todo el poder municipal en el Gobierno central.

Varios alcaldes han expresado que la situación actual de las alcaldías está en total incertidumbre y precariedad, no solo por la falta de recursos, si no también debido las maniobras que está ejerciendo el ejecutivo para concentrar el poder en todos los niveles de gobierno, lo cual imposibilita una respuesta inmediata a los problemas de los ciudadanos a nivel local, ya que todas las decisiones y recursos están siendo concentrados por el presidente Bukele, quien demanda arbitrariamente tener la última palabra en todo.