27 de noviembre de 2021

Osiris Luna ocupa hospital de Zacatecoluca para reunirse con líderes de pandillas

El director general de Centros Penales, Osiris Luna, ha ocupado las instalaciones del Hospital Santa Teresa de Zacatecoluca, en el departamento de La Paz, para reunirse con líderes de la pandilla MS-13 de forma reiterada, entre noviembre de 2019 y agosto de 2021.

Documentos del Penal de Máxima Seguridad de Zacatecoluca y del Hospital Santa Teresa en poder de LA PRENSA GRÁFICA y fuentes internas del nosocomio confirman el ingreso de al menos cinco pandilleros en reiteradas ocasiones con el pretexto de someterse a tratamientos médicos, pese a que sus síntomas no compaginan con alguna enfermedad de gravedad que obligara un traslado desde el centro penitenciario.

Un protocolo de salida de internos a hospitales con fecha del 10 de febrero de 2021 y con el sello de la alcaidía del Centro Penitenciario de Máxima de Seguridad revela, por citar uno de los casos, que ese día se aprobó la salida del reo Borromeo Enrique Henríquez Solórzano, alias «Diablo de Hollywood», para una «evaluación» en el Hospital Nacional Santa Teresa de Zacatecoluca, pese a que las evaluaciones médicas de rutina se pueden realizar con el médico del centro penal, según la Ley Penitenciaria y el personal médico que atiende estos casos.

Las fuentes del hospital que accedieron a hablar bajo anonimato también aseguran que Centros Penales ha exigido un ala específica para reunirse con los pandilleros y que además se les brinden privilegios, entre los cuales estarían permanecer internados varios días sin causa médica aparente, recibir visitas o convivir con otros reos sin ser vigilados. Gracias al libro de ingresos de emergencias en el Hospital de Zacatecoluca, LPG logró confirmar que entre 2020 y 2021 al hospital han sido llevados los reos Carlos Alberto Martínez Melara, José Luis Mendoza, Borromeo Enrique Henríquez, Saúl Antonio Turcios Ángel y Carlos Tiberio Ramírez Valladares. Los últimos tres son líderes de la MS-13 a nivel nacional. Henríquez y Ramírez fueron parte de los líderes de la pandilla que negociaron en la tregua de 2012 con el gobierno de Mauricio Funes.