24 de enero de 2022

El Salvador sigue bajo la influencia de las mafias del chavismo, advierte informe

La victoria del independiente Nayib Bukele en las elecciones presidenciales del año pasado debían conducir a El Salvador a una nueva era que dejara atrás la corrupción asociada con el Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FMLN) y sus financistas en el régimen de Caracas.

El nuevo gobierno salvadoreño sigue penetrado por la estructura criminal congregada entorno a Alba Petróleos, controlada por el ex comandante guerrillero José Luis Merino, quien entre otras cosas hizo desaparecer más de $1,000 millones de los subsidios venezolanos, asevera un informe elaborado por el centro de investigaciones (Think Thank) con sede en Washington, IBI Consultants.

El informe resalta que Alba Petróleos se ha convertido en una máquina para lavar dinero del narcotráfico y la corrupción y que Bukele mantiene claros vínculos con Merino, incumpliendo con sus promesas de limpiar casa.